DECLARACIONES EN JUICIO

DECLARACIONES EN JUICIO. 7 VIRTUDES CAPITALES

 

1. Primero lo esencial

 

Aunque parezca una cosa obvia hay que tener especial cuidado con conocer el lugar donde se declara, el día y la hora. Habrá que salir con suficiente antelación para evitar que cualquier atasco, dificultad de aparcamiento o cualquier otro imprevisto pueda hacer que no acudamos a tiempo a la cita judicial.

 

Es cierto que los actos judiciales suelen llevar retraso. Pero n suele cumplirse la Ley de Murphy y si se llega tarde es probable que ese día el Juzgado vaya en hora.

 

Es importante verificar que se lleva la documentación para identificarse: DNI, permiso de conducir o pasaporte. Si se acudiera en representación de alguna entidad, habrá que llevar también la documentación que justifique la representación de la empresa.

 

2. ¿Dónde se declara?

 

La declaración se realiza en sala (salvo en algunos casos en los Juzgados de instrucción en los que se hace en el despacho del Juez o la mesa del funcionario).

 

En las salas (como se observa en la imagen adjunta) existe una mesa en forma de U. En la parte central se encontrará el juez y el funcionario. En un lateral estarán los letrados y procuradores de  los demandantes y en otro los de los demandados (en el ámbito penal: en un lado los de la defensa y en otro el fiscal y los de la acusación)

 

La declaración se prestará desde el centro de la sala, frente a micrófono y en pie, salvo que tenga alguna dificultad física

 

3. ¿Cuándo hablar? Sólo cuando toca

 

Es importante hablar sólo en el momento en el que se requiere la declaración. Cuando están hablando otras personas (por mucho que no se esté de acuerdo con lo que dicen) no se puede interrumpir, ni siquiera gesticular.

 

No se puede pedir tampoco turno de palabra. La intervención de cualquier modo, fuera del momento previsto para ello, dará lugar a la llamada de atención por la autoridad judicial y si se reitera pueda suponer la expulsión de la sala.

 

4. Desarrollo del interrogatorio: Preguntas y respuestas.

 

Se saludará dando los buenos días al inicio de la declaración.

 

Habrá que dirigirse a todos los intervinientes con respeto hablándoles de usted. A la autoridad judicial de usted y de Su Señoría. Aunque el declarante se pueda sentir atacado por preguntas o cometarios no se debe entrar en ninguna confrontación, ni subir el todo ni discutir.

 

Se evitará mantener las manos en los bolsillos durante la declaración.

 

En primer lugar,  se realizarán las presuntas por el letrado que lo ha propuesto, después por los demás. La autoridad judicial, puede realizar también preguntas para aclarar algún extremo.

 

Las preguntas debieran ser claras y concisas sin incluir valoraciones.

 

Las respuestas también deben ser en claras y concisas. Hay que responder con naturalidad y con claridad. Esto supone que lo que se sabe se contesta y si no se sabe o no se recuerda, pues se indica. No es un examen, no hay intentar acertar o responder lo que no conocemos. Si se hace el silencio, después de contestar, se espera a recibir la siguiente pregunta. Es un error común que la incomodidad del silencio lleve a dar explicaciones no solicitadas.

 

5. Declaración de testigos.

Hay obligación de decir verdad. Por eso antes de empezar a declarar se le realizarán una seria de preguntas generales:

 

JUEZ: ¿Puede decirnos su nombre?

JUEZ: ¿Jura o promete decir verdad? Le advierto que, de no hacerlo, puede incurrir en un delito de falso testimonio y, como consecuencia, puede ser castigada con penas de multa o de cárcel.

JUEZ: ¿Tiene usted algún parentesco, amistad o relación de cualquier otra clase con el acusado, el ministerio fiscal o la defensa?

JUEZ: ¿Tiene usted interés directo o indirecto en este asunto? (Esta pregunta no es si prefieres que gane el juicio alguien.  Se refiere a si el resultado del pleito te beneficiaría o te perjudicaría en algún sentido).

JUEZ: Bien, conteste ahora las preguntas que le va a hacer el ministerio fiscal  —dice el juez si es compareciente es un testigo de la acusación. Cuando es un testigo de la defensa, comienza preguntando el abogado de la parte imputada.

 

6. Declaración de partes.

 

No tienen la obligación de decir verdad. Por ello no se la harán las preguntas anteriores.

 

El que no tengan las partes la obligación de decir la verdad, hace que lo que declaren no pueda ser nunca una prueba a su favor. La gente suele pensar que con su declaración en juicio pueden convencer al Juez de su verdad y ganar el juicio. Nada más lejos de la realidad. Lo que declare una parte sólo será tenido como prueba en lo que le perjudique, pero no en lo que le beneficie. Por eso, nunca se ganará el juicio con la declaración de una parte y sin embargo puede perderse.

 

Hay que tener mucho cuidado con no contestar a preguntas o dar respuestas evasivas (irse por las ramas o por la tangente, sin responder realmente o refiriendo generalidades o vaguedades). En esos casos , el Tribunal podrá considerar los hechos en que dicha parte hubiese intervenido personalmente, y cuya fijación como ciertos le sea enteramente perjudicial, han quedado reconocidos por esa falta de contestación. Así lo impone la ley.

 

7. Declaración de investigado y acusado en el proceso penal.

 

La persona contra la que se sigue el proceso penal, no está obligada a decir la verdad, y tampoco está obligada a declarar. De este modo, puede negarse a declarar a todas o algunas de las preguntas que se le formule. Puede optar también por responder sólo a las preguntas de su abogado o negarse a las preguntas de la acusación y responder sólo al Juez. Es una decisión que  se deberá tomar considerando la recomendación de sus letrados.

 

Igualmente, en el ámbito penal, al finalizar el proceso se le concede el derecho a la última palabra.  Salvo casos excepcionales, entendemos que no se debe decir nada, atendido al normal estado de nervios en el que se suele encontrar la persona. El letrado, en su informe, habrá alegado todo lo que se estimará conveniente para su defensa.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *