3 cuestiones a tener en cuenta sobre la custodia y régimen de visitas durante la crisis del Coronavirus

Estamos recibiendo multitud de consultas sobre cómo afrontar la custodia y régimen de visitas en el sistema de custodia compartida durante este estado de alarma. Respondemos a continuación a las más frecuentes, pretendiendo que la certeza sobre estas cuestiones reduzca el estrés y los conflictos en las familias en esta situación especial.

custodia y régimen de visitas durante la crisis del Coronavirus

¿Se suspende el régimen de visitas o la alternancia en las custodias?

NO, la razón es la siguiente:

a) El estado de alarma declarado no limita no afecta por sí a las visitas y custodia:

El RDL 463/2020 de 14 de mayo, establece en su artículo 7, apartado e), que durante la vigencia del Estado de Alarma, las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público, para la realización de las siguientes actividades: la asistencia y cuidado de mayores, menores, personas dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

b) Las medidas sobre la custodia o las visitas de los hijos están reguladas por resoluciones judiciales, que por tanto son de obligado cumplimiento.

c) El derecho de visita, comunicación y de relacionarse con los hijos, es un derecho y una obligación del progenitor no custodio, como se reconoce en los artículos 94 y 106 del Código Civil

d) Las instrucciones del Ministerio a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad durante el estado de alarma, hacen expresa mención a facilitar la circulación para el cumplimiento del régimen de visitas y custodia.

e) Sin perjuicio de que puedan encontrarse algunas voces discrepantes, éste es el criterio generalizado de la abogacía y la Asociación Española de Abogados de Familia.

¿Pueden los progenitores pactar algo distinto al régimen establecido?

SI. En todo lo relacionado a la custodia y visita de los menores tanto la legislación como los tribunales otorgan un papel principal a la voluntad consensuada de la madre y el padre para determinar las medidas.

Se puede pactar un régimen especial durante este periodo, sin necesidad de llevarlo a los Juzgados para su aprobación. Además, lo que se pacte para atender esta situación especial es mientras dura esta situación especial y cuando termine, salvo voluntad expresa de los progenitores, se volvería a la situación anterior.

Hemos tenido bastantes casos en los que los padres han elegido un régimen distinto durante este periodo. El sentido común, la colaboración y el interés por los menores debe regir la decisión de sus padres. Ponemos distintos ejemplos de acuerdos a los que han llegado clientes:

– Acumular las visitas inter semanales a los fines de semana para hacer menos movimientos.
– Aumentar la duración de los periodos de custodia compartida para reducir desplazamientos
– Suspender viajes en caso de progenitores que viven en distintas provincias.
– Suspender las visitas en los casos en los que el progenitor estaba especialmente expuesto o existían personas de alto riesgo.

En todos estos casos se recomienda potenciar el contacto con video llamadas.

¿Y si se incumplen el régimen de visitas o de custodia?

Los incumplimientos pueden provocar la ejecución de sentencia, multas coercitivas e incluso justificar la modificación de las medidas establecidas.

Si existe un conflicto entre los padres, en cuanto a la apreciación de la existencia de un riesgo concreto o en la forma de afrontar ese riesgo, la respuesta ideal sería acudir al procedimiento urgente del artículo 158 CC para que el Juez acuerde las medidas necesarias, apartando al menor de un peligro o evitarle perjuicios.

Manuel Jesús Carballido Pascual.
Abogado

Nota: Durante este periodo mantenemos la atención telefónica y por medios telemáticos. CONTACTAR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *